La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la publicación "Tributación para un crecimiento inclusivo", pone de manifiesto que unos sistemas tributarios inadecuados, así como la evasión y la elusión de impuestos, cuestan a América Latina miles de millones de dólares en ingresos tributarios perdidos, unas cantidades que podrían y deberían invertirse en luchar contra la pobreza y la desigualdad. El incremento de los ingresos tributarios es clave para la inversión pública en la reducción de algunas de las brechas históricas de la región, como el acceso marcadamente segregado a bienes públicos de calidad en el ámbito de la educación, la salud, el transporte y la infraestructura.

​Es por ello que la línea de actuación "Mejora de la presupuestación para el desarrollo", se enfoca a contar con una programación de actividades de intercambio y transferencia de conocimiento que busca contribuir a que las administraciones públicas de América Latina alcancen los siguientes resultados: implantar técnicas de presupuestación eficientes y análisis de impactos; dotar de transparencia la ejecución de las políticas de gasto público y; avanzar en la adecuada disciplina que exige la ejecución presupuestaria.