El Plan Director dedica un apartado a la incorporación del sector privado empresarial como aliado en la promoción del desarrollo humano. Las empresas, incluidas las de los países socios, pueden jugar un papel relevante en la cooperación al desarrollo. La Agenda 2030, también genera un espacio de oportunidad único para las empresas que quieran reforzar sus modelos de negocio, integrándose de manera más estable y robusta en los contextos sociales y medioambientales donde operan.

La Comunidad Temática de Conocimiento (CTC) sobre Empresa y Desarrollo, pretende organizar actividades en forma de programaciones plurianuales, con una adecuada estrategia de gestión, sistematización y transferencia e intercambio de conocimiento y, por otra parte, fomentar la creación de redes de intercambio y aprendizaje. De igual modo, en el seno de la CTC, se está en proceso de definición de las posibles líneas de actuación prioritarias, que deberán abarcar la relación de la empresa con la Agenda 2030, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), la empresa y los derechos humanos, la licencia social para operar y los negocios inclusivos.