El Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belem do Pará (MESECVI), en el Segundo Informe de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del Comité de Expertas, determinó que las principales preocupaciones en cuanto al derecho a la justicia se centraban en dos vertientes. La primera, las altas tasa de impunidad en los casos denunciados; y la segunda, el bajo número de unidades receptoras y tramitadoras de casos de violencia. Ambos elementos fueron identificados como dos de los mayores obstáculos para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres, en especial, el derecho a una vida libre de violencia y el derecho a la justicia.

En consecuencia, desde la línea de actuación de Servicios de atención especializados a Mujeres víctimas de Violencia de género, se lleva a cabo una programación de actividades de intercambio y transferencia de conocimientos que contribuya a alcanzar los siguientes resultados en la región: mejorar los servicios de información, asesoramiento y apoyo dirigidos a mujeres víctimas de violencia; fortalecer las instituciones públicas y privadas y los servicios de atención a mujeres víctimas de violencia; y aumentar las políticas sociales dirigidas a mujeres víctimas de violencia.​